Medio Ambiente

Es el entorno vital, el conjunto de factores físicos, naturales, sociales, culturales, económicos y estéticos que interactúan entre sí, con el individuo y con la comunidad en la que vive, determinando su forma, carácter, relación y supervivencia. No debe considerarse pues, como el medio envolvente del hombre, sino como algo indisociable de él, de una organización y de su progreso (Gómez, Orea, 1988).
“La ciudad medio ambiente a humanizar”.
Santo Tomé, ha evidenciado un crecimiento poblacional y edilicio sumamente importante en las últimas décadas, cuya evolución ha superado (por diversos motivos), la capacidades de planificación de los gobierno de turno. Esta situación se ha traducido concretamente en la insatisfacción de necesidades básicas. Y entiéndase por ello, desde la falta de provisión de “un techo”, una canilla, una alcantarilla, alumbrado o una calle transitable, etc., hasta la ocurrencia de procesos de contaminación de diversa índole, desorden en el tránsito y problemas de transporte, erosión de costas, etc.
En este panorama, la ciudad se ha fragmentado en función de esas mismas necesidades y de otros factores aleatorios, en sectores poblacionales diferenciados por clases y microculturas, donde el riesgo principal es el desgarramiento y el repliegue sobre sí mismos de los grupos humanos involucrados. Es entonces cuando los mecanismos de autodefensa social agudizan los conflictos, dando lugar a sectores que marginan y marginados, víctimas y victimarios, apropiaciones ilegítimas de todo tipo, desamparo, riqueza y pobreza y desmantelamiento del tejido social, en definitiva.

  • Humanizar la ciudad es el reto decisivo de un futuro común, que implica concebir y practicar un gobierno de la ciudad basado en la participación y en la ciudadanía recobrada. Ciudadano concebido como persona con derecho a vivir en la ciudad y a ejercer (valga la redundancia), derechos y deberes en igualdad con los demás. Hombres y mujeres que ejerzan el control democrático de los organismos gubernamentales, de sus actos y decisiones. Decisiones que independientemente de los contenidos temáticos, no deben ser exclusivas de los especialistas (si bien es necesario su intervención y asesoramiento técnico), dado que los efectos y consecuencias que de aquellas se deriven afectarán, en mayor o menor medida, a todos los habitantes del lugar.
  • Por ello, “se instrumentarán mecanismo creativos de participación ciudadana que permitirán acercar inquietudes en beneficio de todos y que harán sentir a los vecinos responsables de su ciudad, consagrando la iniciativa popular en materia ambiental (ej. Audiencias abiertas y públicas frente a la realización de obras que pudieran afectar el entorno, la salud y la calidad de vida de los vecinos) Es dable señalar que tecnócratas de diversas banderías políticas han determinado, históricamente, la aplicación de medidas político-económicas semejantes, surgidas desde la visión parcializada de sus disciplinas profesionales y deseos personales, a espaldas de, o ignorando el interés del ciudadano. Y como puede suponerse, los resultados son parecidos y caracterizados por una evolución sospechosamente negativa, que ha determinado el desmejoramiento paulatino de la calidad de vida de la población hasta alcanzar actualmente niveles críticos. Y es en este sentido, que el medio ambiente ciudadano (entendido como ecosistema artificial humano), se va degradando en función de diversas intervenciones que, desde posiciones de poder o desde situaciones de indefensión, se plantean por acción deliberada o por omisión.
  • Por ello, específicamente desde el gobierno, es preciso incorporar la defensa del medio ambiente en las agendas y presupuestos municipales, a partir de la asignación efectiva de recursos al Área Medio Ambiente y calidad de vida. Desde ella, se instrumentará el marco jurídico normativo que permita restablecer los correctivos necesarios para preservar el medio ambiente. En este contexto la gestión ambiental tendrá como objetivo la aplicación de un modelo de desarrollo socialmente equitativo como para minimizar la degradación o destrucción de la base ecológica de la producción, de las condiciones de habitabilidad y desarrollo poblacional, concepto conocido como desarrollo sustentable. Este principio consiste en la valoración de tecnologías simples y de bajo costo, que absorben mano de obra abundante, provenientes de los sectores de menores ingresos de la comunidad. Hecho que supone una discusión abierta y franca de las políticas y directrices de gobierno.
  • Por otra parte, la falta de un relevamiento adecuado de recursos, medio y condiciones de la ciudad en todos sus aspectos, determina el desconocimiento generalizado de los problemas ambientales y los posibles efectos sobre la salud de las personas y sobre el desenvolvimiento urbano. En este sentido, es pertinente el estudio de impacto ambiental, previo a la ejecución de proyectos que pudieran tener una incidencia negativa en la comunidad.
  • Además, es preciso considerar que la problemática medio ambiental no puede ni debe tratarse aisladamente desde una coordinación, ni como una simple abstracción o idealismo, sino que requiere un análisis plural y multidisciplinario y de medidas concretas de acción sobre el medio. Para ello, sería conveniente que las distintas áreas de estudio que toman a la ciudad como objeto central de investigación, aborden la problemática desde sus respectivos puntos de vista y unifiquen criterios al respecto, articulando las medidas entre las áreas específicas y el Área de Medio Ambiente.
  • Específicamente desde el aspecto educativo (acción de la Dirección de Cultura y Educación), se debe instalar la temática en la población, estableciendo campañas permanentes de educación, concientización e información ambiental. Es necesario que la sociedad en su conjunto reconozca que el derecho a un ambiente sano forma parte de los Derechos Humanos Fundamentales, para lo cual se requiere que la gente sepa que existen mecanismos legales y técnicos para defenderla. La tarea debe ser orientada a concienciar al ciudadano de la importancia que reviste expresar su opinión a partir del conocimiento y la experiencia y poder hacer traducir su voluntad, protegiendo sus propios intereses y los de la comunidad, a través de diferentes caminos, según la naturaleza de los asuntos en cuestión.

Esquema sugerido para el tratamiento de la problemática medio ambiental desde cada Área o Dirección.
1.- Educación – concientización
2.-

  • Relevamiento ambiental
  • Cartografía
  • Mapa de Riesgo


Contaminación atmosférica:
Contaminación de aguas superficiales:

  • Contaminación de aguas subterráneas.
  • Contaminación de suelo.
  • Contaminación acústica.
  • Contaminación visual.
  • Problemas socio-ambientales:
  • Problemas en área industriales.
  • Problemas urbano-marginales (hacinamiento, apropiación ilegal, salud, educación, trabajo, transgresiones a la ley, etc.)
  • Educación - salud.
  • Espacios verdes – Áreas de recreación, deportes, etc.

3.- Acciones correctivas o de mantenimiento desde organismos específicos.

DIRECTAS (de intervención):

  • Ej. Tratamiento de basurales y basura.
  • Tratamiento áreas con contaminación.
  • Tratamiento de áreas de esparcimiento y espacios verdes.
  • Construcción y mantenimiento de defensas.
  • Sistemas de alerta y prevención de catástrofes; comité de emergencia.

INDIRECTAS:

  • Relaciones.
  • Monitoreos permanentes.
  • Evaluación de impacto ambiental.


El tratamiento del Medio Ambiente implica, que la Municipalidad debe actuar como un todo interrelacionado, lo que significa: direcciones y áreas de coordinación, consensuadas a través planes concretos.

Temas que deberán ser parte de la agenda común del Estado Municipal, la comunidad santotomesina y sus instituciones.

Agua Potable.
El agua potable no es un servicio más, sino que el mismo tiene incidencia directa en la salud de las personas, más en un momento como el actual en que los ajustes permanentes en la sanidad pública, han provocado el crecimiento de las enfermedades transmitidas por este medio.
Ello impone la obligación de buscar alternativas que permitan mejorar la calidad del agua, así como extender este servicio a toda la comunidad como mecanismo de prevención y tratamiento de parasitosis, cólera, etc. A tales fines avanzaremos –tal como vimos proponiendo desde el Concejo Municipal- con los estudios y búsqueda de financiación para, lo que creemos debe ser la gran inversión en obras públicas que debe afrontar Santo Tomé, el cambio de la toma del suministro de agua para el consumo.
El objetivo es dejar de extraer agua del subsuelo que ofrece características inapropiadas, para comenzar a hacerlo del Río Coronda, lo que permitiría contar con una mejor calidad.
Independientemente de ello, procederemos a suscribir convenios con organismos y reparticiones públicas a los fines de garantizar el control permanente en distintas zonas de la ciudad de la calidad del servicio, no sólo desde el punto de vista bacteriológico, sino también para el monitoreo de sustancias peligrosas o metales pesados en el agua de red.
Esto obedece a que muchas veces el sistema de potabilización elimina las bacterias a través del clorado. Pero no existe un filtro idóneo para las otras sustancias que se trasladan a la red. La cloración en exceso puede ser altamente riesgosa para la salud.

Desagües Cloacales.
Continuaremos con el desarrollo del Plan Director existente. Se realizarán estudios tendientes al mejoramiento del funcionamiento de las plantas de bombeo y de diseño de las futuras plantar a fin de minimizar los efectos negativos de las mismas, especialmente los olores nauseabundos.

Residuos.
La basura encarna uno de los problemas más graves con que nos debemos enfrentar en los próximos años, producto de un modelo consumista irracional que privilegia el tener, antes que el ser.
En tal sentido, entendemos que el problema y discusión del tema de la basura pasa por el Estado y las políticas de éste, en momentos en que la actividad pública regulatoria es poco menos que mala palabra y todo queda reservado al libre juego de las reglas del mercado.
Por ello, debemos entender que en este caso, no se trata de una función más del Estado, como sería una intromisión en los mecanismos del mercado comercial, sino que tiene que ver con la salud y la calidad de vida de las personas, obligaciones inherentes a los poderes públicos de las cuales no se puede desentender.
Esta problemática presenta distintas manifestaciones: residuos sólidos urbanos, residuos peligrosos, residuos industriales y patológicos, que requieren un análisis y soluciones distintas, cuyo abordaje debe hacerse desde tres ángulos diferentes: la dimensión política, la técnica y la participación ciudadana.
La complejidad de esta problemática impone que el Estado retome sus roles indelegables, como son el control y regulación de conductas, actividades o procesos productivos susceptibles de generar un daño al ambiente o a las personas.
Otro elemento a considerar es el hecho de que existe casi una creencia popular, que los mayores problemas de contaminación ambiental se originan a partir de los desechos industriales, habiéndose demostrado que este flagelo de la modernidad tiene en la basura domiciliaria, casi la misma envergadura que aquello.
El Municipio debe establecer el marco jurídico sustentado en los proyectos técnicos idóneos para la solución del problema, que van a ser viables en la medida que la comunidad entienda su magnitud y cambie a través de mecanismos participativos su actitud de consumo.
Para ello es necesario avanzar en un programa que haga que la comunidad entienda la importancia de las siguientes pautas: reducir, reutilizar y reciclar.
Más allá de aquella prueba piloto, iniciada y abandonada en anteriores gestiones municipales, denominada Basura Bajo Control, es nuestro compromiso iniciar un programa de concientización e instrumentación de mecanismos tendientes a la reducción de la producción de residuos domiciliarios y su tratamiento, en base a los objetivos de aquel programa.
Paralelamente iniciaremos una campaña de concientización destinada a productores y comerciantes, que deben jugar un rol activo, que pasa por ofrecer a los consumidores envases retornables (preferentemente vidrio). Citamos el ejemplo de Suecia, que prohibió en su territorio la comercialización de bebidas en envases de aluminio, por el alto costo que tienen y porque su reciclado es muy caro y agresivo al ambiente.
Para los residuos patológicos, instrumentar un programa de recolección, de manejo y eliminación de los mismos con las técnicas más nuevas en la materia, previo un plan de educación de los generadores (sanatorios, laboratorios, clínicas, veterinarias, farmacias, etc.), que tienda a la disminución y/o sustitución de insumos descartables en cuya elaboración contengan cloro (P.V.C.), por otros ya existentes en el mercado, sin ese elemento.

Planificación estratégica.
Los últimos años se han caracterizado por vertiginosos cambios en la problemática urbana, lo expresado cobra particular fuerza en los países pobres del planeta, donde las grandes migraciones internas del campo a la ciudad han ido transformando a estas en conglomerados anárquicos, caracterizados por insuficiencia de servicios básicos, precarización de las condiciones de vida, incremento de la violencia y los niveles de estrés colectivos, lo que ha roto la solidaridad y el respeto, más el incremento del parque automotor están marcando situaciones complejas que deben ser atendidas de cara al futuro para prevenir hechos lamentables.
En el caso concreto de Santo Tomé se debe sumar la incorporación de un gran número de familias en los nuevos barrios ubicados al sur de la ciudad, potencian tales consecuencias por la falta de una adecuada planificación en el tendido de los servicios esenciales.
Estas circunstancias nos llevan a pensar y elaborar un proyecto de ciudad que recree instancias solidarias, que garantice el derecho de todo habitante de la ciudad niveles aceptables de seguridad y calidad de vida.
Esta tarea no puede quedar exclusivamente en manos de urbanistas o planificadores, sino que debe construirse a partir de la participación comunitaria y con un aporte interrelacionado con otras disciplinas científicas y humanísticas, jerarquizando las cuestiones importantes más que las urgencias coyunturales.
Esta planificación debe tener especialmente en cuenta el tema de servicios: cuestión vial, transporte, ocupación racional de la tierra, futuras urbanizaciones, relación con otras localidades cercanas del Departamento, en la búsqueda de establecer convenios o acuerdos marcos para la implementación de servicios comunes mejorando su eficiencia, abaratando costos, con descentralización de funciones, que obedece al moderno concepto de ciudades integradas, las que pueden compartir y unificarla en la prestación de determinados servicios.

Calidad de Aire y Ruidos.
El desmejoramiento de la calidad del aire urbano ha ido en constante incremento, lo que genera distintas afecciones respiratorias, cuando no enfermedades más riesgosas, inclusive cáncer, la combustión interna de motores a base de quema de hidrocarburos es uno de los factores de mayor incidencia.
Lo expresado produce pérdidas de horas hombre en materia laboral, que nunca mensuramos o sobrecarga de los servicios de salud que debe solventar toda la comunidad.
Asociados a esta cuestión, los ruidos son un factor de alto riesgo en los conglomerados urbanos, tengamos presente que en 1992, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) catalogó al ruido como una de las plagas de la era actual, en función de los graves problemas que acarrea a las personas.
Por lo que en este aspecto también encararemos las correcciones necesarias para evitar el agravamiento del problema, dictando las normas que hagan falta en tal sentido y estableciendo áreas de exclusivo tránsito peatonal en distintas horas del día, de común acuerdo con las organizaciones intermedias de la ciudad.
Dentro de las soluciones a encararse, la bicicleta tendrá un lugar destacado en la planificación de la ciudad, con la demarcación de bicisendas de alta seguridad para quienes transiten por ellas, instrumentando en el nivel municipal incentivos para quienes la utilicen cotidianamente.
Sin dudas, que la utilización de este medio de transporte usado en forma masiva, además del ahorro económico que genera, disminuirá los niveles de contaminación sonora y del aire, mejorando la calidad de vida de los vecinos.

Zoonosis.
Un Municipio saludable debe concebirse como una idea fuerza para dinamizar la salud en el desarrollo, enfatizando los procesos y no sólo los resultados, apostando a los cambios paulatinos de los estilos de vida, de toma de conciencia de la comunidad, de sus derechos, deberes y responsabilidades y al ejercicio de la participación de los integrantes de la misma.
Las enfermedades zoonóticas que se definen como enfermedades transmitidas en condiciones naturales entre los animales y el hombre, tienen un fuerte impacto en el ser humano como en los animales. La prevención el método idóneo para frenar la superpoblación de animales domésticos, controlándose así las patologías con posibilidades de transmisión al hombre. Por ejemplo, para eliminar la rabia se debe vacunar el 70 % de la población animal; para bajar los índices de natalidad en las poblaciones animales se debe esterilizar al menos el 10 % de la población estimada cada año, durante 3 años para comenzar a ver resultados. Si se tiene control de los nacimientos se pueden prevenir enfermedades zoonóticas.
La práctica de la esterilización quirúrgica es aceptada en todo el mundo y en muchas partes de nuestro país como procedimiento correcto para control de la superpoblación canina y felina, evitando cualquier desequilibrio ecológico, en contraposición al sacrificio de animales, procedimiento deleznable que no soluciona el problema.
La nueva concepción ecológica no propende a la erradicación de los animales sino a su desarrollo controlado y sanitario en la percepción de respeto de la vida que tiende a armonizar su relación con el hombre.
La fauna urbana ha sido introducida por el hombre al seno de la sociedad y durante milenios se ha domesticado a los caninos y felinos quitándoles las posibilidades de subsistencia y su hábitat natural, por ende la posibilidad de lograr su propio equilibrio poblacional, por lo que resulta lógico que la sociedad cree las condiciones para remediar esta intromisión.
En cuanto a la cría de cerdos a nivel urbano, que a pesar de ser una estrategia de supervivencia desarrollado con el trabajo de toda la familia y llevada adelante en el propio predio que habitan, resulta significativo el impacto sanitario (transmisión de enfermedades de animales a hombres) y ambientales (contaminación de suelos y cursos de agua). Los problemas sanitarios ocupan uno de los primeros lugares en las preocupaciones de quienes trabajan con clasificadores-criadores de cerdos. La arquitectura de los asentamientos irregulares en los que esta actividad se practica enfrenta problemas de hacinamiento y falta de servicios (saneamiento y agua potable).
Al tratarse de una producción clandestina, las condiciones higiénicas (porquerizas y residuos junto a las viviendas) y ambientales propias de la producción, deben ser tenidas en cuenta a la hora de evaluar tanto la calidad de vida de los clasificadores-criadores, como el estado sanitario de los cerdos que son comercializados o consumidos. En lo que respecta a los desechos orgánicos, éstos se componen de restos de comida provenientes de hogares y establecimientos comerciales.
Es necesario encontrar alternativas de tratamiento de residuos sólidos domiciliarios para generar un proceso de búsqueda de las condiciones idóneas para realizar esta actividad trazando, a su vez, nuevos horizontes en pro de la salud y calidad de vida.
A tal fin, resulta necesario contar dentro del Área de Salud de la Municipalidad con un generador y efector de programas de las distintas “Zoonosis Urbanas”, cuyo criterio de trabajo se extienda a todos aquellas patologías zoonóticas que significan una problemática impostergable para la comunidad, fundamentalmente en lo que se refiere a rabia, sitacosis, leptospirosis, dengue, hantavirus, brucelosis, triquinosis, sin descuidar aquellas que surjan de los relevamientos a realizarse en todo el ámbito del Municipio.

Propuestas.

  • Proteger la vida de los animales domésticos, prevenir los actos de crueldad y maltrato, controlar su salubridad y reproducción con métodos éticos.
  • Continuar e intensificar la aplicación de métodos éticos y eficientes para el control del crecimiento poblacional de animales domésticos a través de la esterilización quirúrgica.
  • Promover un programa sanitario que cuente con un equipo interdisciplinario constituido por bioquímicos, médicos y veterinarios, permitiendo una interrelación científica ágil y eficiente.
  • Incentivar la interacción con asistentes sociales y oficinas productivas locales para lograr que dentro del casco urbano no se instalen corrales domésticos para la cría de porcinos, gallinas, caballos, etc.
  • Realizar talleres de capacitación para familias que así puedan sostener un emprendimiento productivo sin afectar la salud y el medio ambiente.

Las principales funciones y tareas a realizar por la Unidad de Salud Animal y Zoonosis serán:

  1. Control de la salubridad, se realizarán tareas de prevención y atención de enfermedades zoonóticas.
  2. Control de la reproducción de animales domésticos, profundizará la ejecución de planes que, tendrán como objetivo efectuar esterilizaciones quirúrgicas en forma masiva, sistemática y extendida, con el fin de lograr un adecuado control poblacional.
  3. Control de la zoonosis se elaborarán informes técnicos que serán elevados periódicamente a la Subsecretaría de Salud y se diseñarán los programas y acciones municipales a implementarse en concordancia con los que se instituyan a nivel nacional y provincial, teniendo a su cargo la instrumentación de estos últimos en el marco de los convenios que a tal efecto se suscriban o cuando correspondiere por delegación superior.
  4. En todas sus funciones se mantendrá actualizado el sistema de información municipal en materia de zoonosis, salud animal y control del crecimiento poblacional, mediante el monitoreo de publicaciones científicas, participación en cursos, seminarios y jornadas que organicen las distintas instituciones científicas nacionales e internacionales.
  5. Promover y afianzar los procesos educativos, formativos e informativos, implementando un “Programa Integral de Bienestar Animal”, involucrando en el mismo a los distintos niveles educativos, servicios de salud e instituciones intermedias y comunitarias de la ciudad.
  6. Fomentar la coordinación y cooperación en los distintos niveles de participación: internacionales, nacionales, provinciales y municipales, extra sectoriales, oficiales y privados, asociaciones protectoras, etc.
  7. Construir caniles municipales adecuados, para albergue y recuperación de animales abandonados, los que estarán administrados por las Asociaciones Protectoras de Animales, las que se encargarán de su pronta relocalización.
  8. Todas las prestaciones inherentes al cumplimiento de las funciones de la “Unidad de Salud Animal y Zoonosis” serán gratuitas, realizándose en sedes que se designen a tales efectos y en puntos estratégicos que el Municipio establezca, que podrán ser alternativamente, Escuelas, Asociaciones Vecinales y de Jubilados, Unidad Móvil, etc.


Metodologías de trabajo.

  1. Control de natalidad, a partir de la realización de esterilizaciones quirúrgicas a caninos y felinos.
  2. Campañas de vacunación canina y felina.
  3. Tratamientos antisárnicos y antiparasitarios de caninos y felinos.
  4. Tareas de vigilancia epidemiológica de distintas zoonosis urbanas.
  5. Educación en Bien Animal y prevención de zoonosis.

Para las tareas de educación se utilizarán las estructuras educativas, de salud y comunitarias. En el desarrollo de todas las actividades se fomentará el trabajo mancomunado con los distintos sectores de la comunidad: organismos municipales, Asociaciones Vecinales, entes privados, asociaciones protectoras de animales, grupos proteccionistas independientes, etc.