Dom, 19 de Septiembre de 2021 | 4:14 hs

02.09.2021

Cada vez más jóvenes realizan prácticas laborales en empresas locales

Luego de capacitarse en la Oficina de Empleo local, cuatro jóvenes de la ciudad comenzaron sus prácticas laborales en Panadería Tato, ubicada en San Martín al 2800.

Ver más fotos

La iniciativa se enmarca en el Programa de Entrenamiento para el Trabajo que implementa el gobierno nacional, con el fin de que los jóvenes ganen experiencia y mejoren sus condiciones de empleabilidad. Transcurrido un plazo determinado, la empresa tendrá la posibilidad de incorporarlos de manera efectiva, ya entrenados de acuerdo a sus necesidades.

En su primera jornada laboral, los jóvenes estuvieron acompañados por la intendente Daniela Qüesta junto a los responsables del área de Producción Eduardo Terreno (director) y Silvia Fernández(subdirectora), y el personal de la panadería.

En su visita al establecimiento, la mandataria manifestó su felicidad porque “hemos sostenido un trabajo en equipo coordinando con otras áreas del Estado y el resultado concreto que es que cada mes sumamos más jóvenes al mundo del empleo formal”.

“Estos son programas nacionales que nosotros vamos articulando para conectar a quienes buscan empleo con las necesidades laborales de las pequeñas y medianas empresas de la ciudad”, explicó Qüesta.

Al respecto, la intendente les propuso a los jóvenes “que aprovechen estas oportunidades que se le presentan con dedicación, compromiso y responsabilidad”.

“Confiamos en ellos y confiamos en los mecanismos de selección y capacitación que hacemos desde la municipalidad”, aseguró la mandataria.

Por su parte, la subdirectora de Producción, Silvia Fernández, sostuvo que “cada vez que un joven ingresa a trabajar mediante este mecanismo sabemos que tiene una alta posibilidad de quedar de manera efectiva, y eso hace que todo nuestro esfuerzo valga la pena. Los jóvenes son lo mejor que tenemos, son nuestro futuro y por ellos tenemos que defender la cultura del trabajo”.

Fernández subrayó que “antes debíamos salir a buscar a las empresas para que se sumen a este programa mientras que hoy afortunadamente es al revés, y son ellas las quese acercan a la oficina, lo que demuestra el crecimiento del programa”.

En relación con este programa, Candela, una de las jóvenes que empezó su entrenamiento laboral,se manifestó “muy contenta y agradecida” por la oportunidad. “El curso fue de mucha ayuda y espero poder aprovechar esta experiencia”, expresó.